MICHEL FOUCAULT

 
MICHEL FOUCAULT | Aficiones | Album de fotos de Michel Foucault | Curriculum Vitae | Enlaces
 
MICHEL FOUCAULT
 
 
MICHAEL FOUCAULT SU EPISTEMOLOGIA (CONOCIMIENTO)




La producción de conocimiento crítico en Ciencias Sociales, desde la perspectiva de Michel Foucault, se inscribe en un programa cuyos principios generales consisten en cuestionar los discursos científicos que operan maquínicamente reproduciendo el sentido común, las continuidades, las concepciones del mundo esencialistas, universalistas, sustancialitas, las tradiciones, y la supremacía de lo mismo sobre lo diferente. Es decir, ante todo, una postura epistemológica que cuestiona radicalmente los universales como categorías dadas de una vez y para siempre, y pone el énfasis en la ruptura epistemológica.

Es que uno de los problemas más relevantes que deben afrontar las Ciencias Sociales consiste en no dejarse arrastrar por las mismas estructuras mentales que debería problematizar. De allí que Foucault haya sido reacio, e incluso refractario, de quienes buscaron encasillarlo en escuelas epistemológicas o quienes lo señalaron como fundador de una nueva epistemología.

La epistemología foucaultiana, en cambio, parte de cuestionar el estatus mismo de la epistemología al punto de propiciar una anti-epistemología, es decir, una resistencia a pensar el sujeto, el objeto, y las relaciones entre sujeto y objeto dentro de los moldes y estructuras vigentes. Esta posición epistemológica constituye el fundamento de una práctica teórica y metodológica consecuente, que postula el necesario carácter empírico de la investigación pero a condición de no atribuir a la realidad (la base empírica) un estatuto dado de externalidad y objetividad que existiría independientemente del sujeto de conocimiento. Esta postura implica no solo un distanciamiento de cualquier tipo de positivismo científico, sino también un cuestionamiento radical a considerar al sujeto como una categoría también dada de una vez y para siempre; en palabras de Foucault el sujeto “no es ni una sustancia ni un lodo, es una forma”. Cuestionamiento entonces de la realidad social como algo dado, como una sustancia o esencia, externa al proceso mismo de producción de conocimiento, pero también cuestionamiento a las objetivaciones del sujeto que implican distintos modos de subjetivación.

http://luisgarciafanlo.blogspot.com/2009/04/foucault-y-la-epistemologia_06.html

El conocimiento desde la perspectiva de Michel Foucault.
Para Foucault, siguiendo a Nietzsche el conocimiento es una intervención, una creación. Por lo tanto el conocimiento no tiene un origen, noes inerte a la naturaleza humana. No forma parte de los instintos sino que es el resultado de la lucha, el enfrentamiento y el compromiso entre los instintos.
Tampoco existe una correspondencia entredicho conocimiento y el mundo conocido. Entre el mundo conocido y el sujeto humano se da un conocimiento que no guarda ningún lazo ni semejanza con ellos.
El mundo es caótico, desordenado, sin leyes. Justamente es el conocimiento inventado quien crea dichas leyes para establecer un orden artificial. Entre el instinto y el conocimiento, al igual que entre el mundo y la naturaleza humana se da unarelación de lucha, de dominación y subordinación. Podemos considerar al conocimiento como una verdadera violación de lo desconocido.
Considera que para aprender el mundo debemos proceder como político lo que implica comprender las relaciones de lucha y de poder solo si entendemos la manera entre los hombres quiere ejercer poder sobre los otros hombres, comprenderemos que es el conocimiento. Nietzsche considera también el carácter perspectivo del conocimiento, es decir que depende de la situación de quien conoce. Cada hombre se encuentra en determinada situación estratégica que determina si conocimiento. Por ello la naturaleza de dicho conocimiento es parcial y perspectivo.
Foucault concluye que de hecho solo las condiciones políticas y económicas en las cuales se forman los sujetos de conocimiento las que determinan las relaciones de verdad.

http://www.buenastareas.com/ensayos/Conocimiento-De-Michel-Foucault/25971512.html

FOUCAULT Y LA COSMOLOGIA
EL PÉNDULO DE FOUCAULT
Jean-Barnard-León Foucault, con su conocido experimento con un péndulo, dejó demostrado el único movimiento de la Tierra: la rotación sobre su eje. Personalmente, considero a Foucault uno de los pocos investigadores conocidos que merecen mi estima y admiración. Su experimento, por su efectividad y su "tangibilidad", no deja lugar a dudas: la Tierra gira sobre su eje.

Hagamos un poco de historia. Interesado en la fotografía, de las estrellas se le presentaba un problema: las estrellas no permanecían quietas, sino que se movían lentamente en sentido contrario al giro de la Tierra. Para remediar el problema, construyó un dispositivo mecánico que mantenía la cámara apuntando a la estrella durante el tiempo necesario para la exposición. Para medir el tiempo en ese artilugio, en lugar de una pesa colgada de un hilo utilizó una varilla que oscilaba como un péndulo. Un día, puso una varilla de estas y la montó sobre una pieza que podía girar libremente. Más tarde, sujetó una pesa esférica en una cuerda de piano y observó que siempre se movía en el mismo plano.

Razonó de la siguiente manera: imaginemos que construimos un pequeño péndulo sobre una tabla que, a su vez, la ponemos en una plataforma que pueda girar libre y suavemente. Ahora hagamos girar la bandeja. Podríamos pensar, a priori, que el plano de oscilación del péndulo giraría con la bandeja. Pues no: el péndulo seguiría oscilando en el mismo plano. La inercia del péndulo es independiente del giro de la bandeja. No importa en qué sentido la giremos: si el péndulo apuntaba a la puerta de la habitación, seguirá haciéndolo hagamos lo que hagamos con la bandeja.

Si ese péndulo estuviera justo en el polo, su plano de oscilación tardaría 24 horas en dar una vuelta y a medida que nos alejemos el plano de oscilación tarda más y más tiempo en dar una vuelta hasta llegar al ecuador donde no gira. Va en función del seno de la latitud.

Pero claro, todo esto tenía que ponerse en práctica, así que suspendió un péndulo de la bóveda del sótano de su casa con un fino cable de 2 metros de longitud y una pesa de 5 kg. El viernes 3 de enero de 1851 hizo la primera prueba. Para asegurarse que el balanceo fuera regular y recto ató la pesa a la pared con una cuerda de algodón, esperó a que estuviese totalmente quieta y quemó el cable con una vela. Parecía estar funcionando, pero se le partió el cable.

Cinco días más tarde, a las 2 de la madrugada, volvió a probarlo y al cabo de media hora ya había visto que “el desplazamiento resultaba evidente a simple vista” y que “el péndulo giraba en la dirección del movimiento diario de la esfera celeste”. Luego, montó un indicador sobre el suelo que rozara apenas el péndulo y observó que en menos de un minuto se había desplazado.
RESPUESTA DEL NUEVO GEOCENTRISMO A LAS ANOMALÍAS DEL PÉNDULO

En la nueva mecánica geocéntrica, el período lunar es de unos 32,128 días. Esto significa que la relación entre el período de revolución lunar geocéntrica y el período de revolución lunar sideral, es de 1,1759. Si la Luna se mueve en dirección este y el Sol en la dirección contraria, y considerando que la masa del Sol es la masa que más se aproxima a la masa de la Tierra, puede razonarse que la velocidad ecuatorial en el giro terrestre se ve afectado por el freno que realiza el Sol con su órbita en la dirección opuesta al giro de la Tierra. Pues bien, durante el eclipse la Luna se coloca de "escudo" entre la sombra terrestre proyectada por el eclipse y el Sol. Este “escudo” lunar libera a la zona de sombra terrestre, proyectada por el cono del eclipse, de la fuerza solar en dirección opuesta al giro de la Tierra. Como consecuencia de la protección lunar, en esa misma zona geográfica de la sombra, se produce la anomalía comentada en el péndulo de Foucault: se acelera la oscilación. Y se acelera de forma que

9,7º •1,17592^2 = 13,4º

La ligera diferencia entre los 13,6º mencionados y los 13,4º que surgen del proceso, no resulta significativo ya que al acelerarse las oscilaciones del péndulo hasta alcanzar el tiempo medio del eclipse, supone una aceleración cuya inercia dificulta las mediciones experimentales

http://cosmologiaverdadera.blogspot.com/2013/03/el-pendulo-de-foucault.html
FOUCAULT Y LA ANTROPOLOGIA
Antropos significa “todos en general”, es una aspiración universal, se produce una abstracción, y se supera la individualidad.
Logos significa razón, lógica, palabra (decir una palabra sobre algo)
La antropología es el estudio de los seres humanos desde una perspectiva biológica, social y humanista. Se divide en dos grandes campos: la antropología física, que trata de la evolución biológica y la adaptación fisiológica de los seres humanos, y la antropología social o cultural, que se ocupa de las formas en que las personas viven en sociedad, es decir, las formas de evolución de su lengua, cultura y costumbres.
La antropología es fundamentalmente multicultural. Los primeros estudios antropológicos analizaban pueblos y culturas no occidentales, pero su labor actual se centra, en gran medida, en las modernas culturas occidentales (las aglomeraciones urbanas y la sociedad industrial). Los antropólogos consideran primordial realizar trabajos de campo y dan especial importancia a las experiencias de primera mano, participando en las actividades, costumbres y tradiciones de la sociedad a estudiar.
El método que utilizará la antropología es la introspección y la reflexión, unidos a la observación empírica y contrastada, y a la medición
http://html.rincondelvago.com/antropologia_11.html


"En el siglo XVIII, el hombre aparece como representación: no del hombre de carne y hueso, sino con todas sus determinaciones raza, sexo y nación.

Si el hombre es una figura diseñada en el interior de nuestro saber (siglo XIX) hay que pensar en la posibilidad de que esta figura se borre, desaparezca y sepa cuán frágil es.

¿El hombre actual, dentro de qué sistema de conocimiento se encuentra inmerso?, ¿dentro de qué saber? De un saber que lo desborda y en el que las empresas morales, la esencia del hombre, la verdad, la existencia y otros valores humanistas son los principales.

El humanismo, palabra inventada en el siglo XIX, es una temática reciente; el marxismo, que al principio era una reflexión sobre la economía, fue alterado y alineado en el interior del humanismo.

El cristianismo, que no era más que una religión, fue transformado en un humanismo. La reflexión de filósofos como Husserl y Heidegger fue transformada por el existencialismo francés en un humanismo.

El humanismo es la gran perversión de todos los saberes, conocimientos y experiencias contemporáneas: debemos liberarnos de él como en el siglo XVI tuvieron que liberarse del pensamiento medieval. Nuestra Edad Media, en la época moderna, es el humanismo.

Al liberarnos de él, hay que descubrir lo que está ocurriendo actualmente: la desaparición del hombre; todo ese mundo del saber -que nació a fines del siglo XVIII- está cambiando a la vista de todos.

Las ciencias humanas que nos habían prometido los secretos del hombre, resulta que no es de ningún modo al hombre al que descubre frente a nosotros. El sociólogo, el psicólogo, el lingüista, a medida que desarrollan su trabajo, no descubren un meollo propio del hombre. Descubren estructuras que lo sobrepasan, formas de pensamiento que no son dirigidas por nuestra conciencia ni por nuestro pensamiento individual.

El estructuralismo nos muestra ese trasfondo de pensamiento anónimo, en cuyo interior los hombres no se encuentran. Al descubrir esta estructura universal a la cual estamos sometidos, las ciencias humanas no descubren un secreto interior del hombre sino todo lo contrario, una fatalidad en cuyo interior la existencia humana se disuelve.

Es esta disolución del hombre por el saber que él mismo ha emprendido, lo que considero el fenómeno contemporáneo más característico. Y en consecuencia, es a la muerte del hombre a lo que estamos asistiendo actualmente, en el interior de nuestro saber".

http://antropologiafilosoficauzinolleros.blogspot.com/2010/09/michel-foucault.html



FOUCAULT Y LA ONTOLOGIA

Ontología – Geología
A la ontología clásicamente se la ha definido como aquella ciencia del ser como
Tal y de las propiedades que le pertenecen, estudia el ser en general, es decir el
Fundamento de todo lo que es, es la búsqueda de la unidad primera, origen de la
Pluralidad de seres existentes. Se la entendió siempre como el corazón de la metafísica.
Hacer ontología es tener un ojo apto para ver detrás de las aparentes diferencias que
Presenta la realidad, un único principio constitutivo de la realidad, de la historia y de la
Inteligibilidad.
Claro está que la noción de ontología presentada por Michel Foucault se
encuentra precisamente en las antípodas de lo arriba descrito. Según nuestro autor "el
mundo que conocemos no es esta figura simple en suma, en la que todos los sucesos se
han borrado para que acentúen poco a poco los rasgos esenciales, el sentido final, el
valor primero y último; es por el contrario una miríada de sucesos entrecruzados (...)
Creemos que nuestro presente se apoya sobre intenciones profundas, necesidades
estables; pedimos a los historiadores que nos convenzan de ello. Pero el verdadero
sentido histórico reconoce que vivimos, sin referencias ni coordenadas originarias, en
miríadas de sucesos perdidos"5
.
Michel Foucault siguiendo una línea de pensamiento inaugurado por Nietzsche,
da un paso hacia fuera de lo que tradicionalmente se ha entendido por filosofía, por
verdad. Esta toma de posición le permite re-significar las nociones clásicas utilizadas
por la metafísica.
Como fiel exponente de lo que se denomina pensamiento post-metafísico,
Michel Foucault no acepta que la realidad se encuentre atravesada por el principio de
identidad, de que detrás de aquello que se nos presenta multiforme, variado, en continuo
cambio, se pueda, por medio de una misteriosa operación del intelecto, hallar una
esencia que permanezca idéntica consigo misma en medio de este permanente devenir,
y en la cual se encuentra, como escondido secreto inscrito en ella que solo algunos
iluminados podrán acceder, el fin último, el destino supremo, la realización plena, la
norma determinante y juzgante.
Lo que existe en realidad es esto: "una miríada de sucesos entrecruzados", lo que
hay es intersección de acontecimientos, de intereses, de poderes, de historias, esto es el
presente.
Hacer ontología, no es buscar algo ya dado6
, como arqueólogo sumergido en las
arenas de lo que fue presente. Hay que renunciar como punto de partida a esa tendencia
enfermiza de buscar una única verdad aplicable a todas y cada una de las personas, de
todo tiempo y lugar; es decir de carácter universal que sirva de principio rector para
juzgar lo correcto de lo incorrecto, lo verdadero de lo falso; hay que desistir de
encontrar "el origen como lugar de la verdad. Punto absolutamente retrotraído, anterior
a todo conocimiento positivo7
.
Pero Michel Foucault es filósofo, él está resignificando la búsqueda de
fundamento en aquello que no opresione, sino que libere, que no juzgue sino que
justifique, que no separe sino que incluya; pero que ni siquiera sea singular. De lo que
se trata es de interpretar, no explicar como quien va deduciendo vía silogismos a partir
de un principio fundante; habiendo renunciado no sólo a la búsqueda, sino también a la
misma existencia de este supuesto fundamento (de otro modo no hubiésemos salido de
Kant), de lo que se trata es de describir e interpretar los distintos acontecimientos,
voluntades, intereses que han llevado al presente a ser vivido y experimentado de la
forma en que habitualmente lo hacemos, siendo esto mismo una interpretación posible
entre muchas
Foucautl se coloca él mismo en la tradición filosófica crítica de Kant8
, así como
éste efectuara la crítica de la razón como estudio de las condiciones de posibilidad de
nuestros conocimientos, nuestro autor reflexionará sobre las condiciones de posibilidad
en las que el sujeto se ha constituido históricamente, en las que se ha experimentado
como objeto de su propio conocimiento. Es el estudio de los a prioris históricos de las
experiencias posibles, de “los procesos de subjetivación y objetivación que hacen que el
sujeto pueda llegar a ser, en tanto que sujeto, objeto de conocimiento9
”.
Trabajar en esta noción de ontología es hacer lo que desde Nietzsche se
denomina "genealogía"; es desandar un camino para tomar conciencia de cómo hemos
llegado a donde nos encontramos, y a la vez implica pensar la posibilidad de que, de
haber seguido otros senderos hubiésemos podido ahora estar en otro lugar de nuestra
historia, de nuestros pensamientos, de nuestros valores y costumbres.
"Si interpretar fuese aclarar lentamente una significación oculta en el origen,
solo la metafísica podría interpretar el devenir de la humanidad. Pero si interpretar es
apoderarse por violencia o subrepticiamente de un sistema de reglas que no tiene en sí
mismo significación esencial, e imponerle una dirección, plegarlo a una nueva voluntad,
hacerlo entrar en otro juego, y someterlo a reglas segundas, entonces el devenir de la
humanidad es una serie de interpretaciones. Y la genealogía debe ser su historia: historia
de las morales, de los ideales, de los conceptos metafísicos, historia del concepto de
libertad o de la vida ascética como emergencia de diferentes interpretaciones" 10.
Solo el plantearnos la posibilidad de la genealogía, es afirmar que toda
metafísica, todo enunciado con pretensión de verdad absoluta, no es más que el triste y
deplorable espectáculo de la asunción de una interpretación entre muchas posibles,
como la única válida y verdadera. Si hay un origen, un principio oculto solo tendría que
haber metafísicas todas con conciencia de explicar la realidad, la historia, de haber
descubierto el tesoro escondido; y preocupadas todas por juzgar a las otras y mostrar en
que parte del recorrido se extraviaron.

Si no hay origen esencial, un origen verdadero, si se consideran todas las
interpretaciones como posibles excepto sólo aquellas que no aceptan competencia, nos
adentramos en el territorio de la genealogía. Poner en evidencia que aquello que se nos
ha presentado como verdadero, como reglas divinas, como interpretaciones únicas,
como fin de la historia, no han sido más que la violencia ejercida sobre el pensamiento
para imponer una interpretación por sobre las demás. La genealogía debe mostrar el
hecho y los posibles por-qués, los intereses, los condicionamientos históricos y
culturales que pudieron desencadenarlos, qué voluntad de poder los produjo.
Debajo de la genealogía nos encontramos con la verdad como construcción, por
tanto debe mostrar también que una nueva voluntad produce nuevas verdades. Pero es
también darse cuenta de los caminos que se abren para adelante, es despertar de la
pesadilla del camino único, y asumir valientemente el desafío de la decisión. "Se trata
de un ejercicio filosófico: en él se ventila saber en qué medida el trabajo de pensar su
propia historia puede liberar al pensamiento de lo que piensa en silencio y permitirle
pensar de otro modo"

Pensar de otro modo, actuar distinto, relacionarnos de forma diferente, sufrir y
gozar de situaciones en las que antes gozábamos y sufríamos. Nada está dado, no hay
necesidad. Absolutamente nada tiene por qué ser como es.
Concederle a la realidad, a la historia, a los valores, a la cultura, un carácter de
necesario, es volver a pisar las huellas que han conducido a la humanidad a cometer
contra sí misma las atrocidades de las cuales el siglo XX todavía encuentra presente en
sus retinas. Es además, aceptar un corsé de carácter permanente para nuestra libertad.
Efectivamente, hacer genealogía, hacer ontología, es "descubrir que en la raíz de
lo que conocemos y de lo que somos no están ni el absoluto, ni la verdad, ni el ser, sino
la exterioridad del accidente"12; es que si estuviera la verdad, la humanidad encontrarí
siempre quién o quienes se proclamen poseedores de la misma y traten de imponérsela a
los demás, ejerciendo una violencia muchas veces asesina. Sólo quien cree que se
encuentra en posesión de "la verdad" se considera con el derecho e incluso con la
obligación de pelear por ella; de hacer proselitismo para que cada vez más personas
compartan el mismo engaño y así consuelen la propia necedad. Es la actitud de quienes
tratan de imponer su verdad a quienes le rodean, para que vaya desapareciendo la
alteridad que cuestiona su libertad al darle nuevas opciones; para que de esta forma su
libertad pueda descubrir que no hay espejo que le refleje una imagen distinta de sí.
“La búsqueda de la procedencia no funda, al contrario, remueve aquello que se
percibía inmóvil, fragmenta lo que se pensaba unido; muestra la heterogeneidad de
aquello que se imaginaba conforme a sí mismo”13. Por eso hacer filosofía es hacer
genealogía, no es otra cosa que el trabajo crítico del pensamiento sobre sí mismo, ya no
es más el pensamiento que trata de legitimar lo que ya sabe sino el que emprende el
desafío de saber cómo y hasta donde sería posible pensar distinto.14
Esta tarea, o mejor dicho esta actitud frente a la realidad, exige de quien la
emprende una profunda “ascesis”, entendida como preparación, como ejercicio para
afrontar un futuro incierto, para poder resistir a lo que venga, pero también una ascesis
en el sentido de enfrentamiento consigo mismo, con su propia historia, con sus valores y
creencias.15 Es que de lo que se trata es de romper con nuestra propia identidad. No es
buscar nuestras raíces el objetivo de la ontología, sino cortarlas, mostrar que aquello que
denominamos origen, no es más que el lastre que nos impide despegar y así surcar
nuevos mundos16. Es mostrar que nuestro yo es una máscara y que nuestras verdades no
son otra cosa más que “juegos de verdad”.

http://www.ucc.edu.ar/paginas/filosofia/public_alumnos/FoucaultMatiasPuchetta.pdf



BIBLIOGRAFIAS


FILOSOFIA: http://luisgarciafanlo.blogspot.com/2009/04/foucault-y-la-epistemologia_06.html


LA COSMOLOGIA EL PÉNDULO: http://cosmologiaverdadera.blogspot.com/2013/03/el-pendulo-de-foucault.html


LA ANTROPOLOGIA:http://antropologiafilosoficauzinolleros.blogspot.com/2010/09/michel-foucault.html


LA ONTOLOGIA:
http://www.ucc.edu.ar/paginas/filosofia/public_alumnos/FoucaultMatiasPuchetta.pdf















 
Imagen
BIOGRAFIA DE
MICHEL FOUCAULT


(Poitiers, Francia, 1926-París, 1984) Filósofo francés. Estudió filosofía en la École Normale Supérieure de París y, ejerció la docencia en las universidades de Clermont-Ferrand y Vincennes, tras lo cual entró en el Collège de France (1970).

Michel Foucault
Influido por Nietzsche, Heidegger y Freud, en su ensayo titulado Las palabras y las cosas (1966) desarrolló una importante crítica al concepto de progreso de la cultura, al considerar que el discurso de cada época se articula alrededor de un «paradigma» determinado, y que por tanto resulta incomparable con el discurso de las demás. Del mismo modo, no podría apelarse a un sujeto de conocimiento (el hombre) que fuese esencialmente el mismo para toda la historia, pues la estructura que le permite concebir el mundo y a sí mismo en cada momento, y que se puede identificar, en gran medida, con el lenguaje, afecta a esta misma «esencia» o convierte este concepto en inapropiado.
En una segunda etapa, Foucault dirigió su interés hacia la cuestión del poder, y en Vigilar y castigar(1975) realizó un análisis de la transición de la tortura al encarcelamiento como modelos punitivos, para concluir que el nuevo modelo obedece a un sistema social que ejerce una mayor presión sobre el individuo y su capacidad para expresar su propia diferencia.
De ahí que, en el último volumen de su Historia de la sexualidad, titulado La preocupación de sí mismo(1984), defendiese una ética individual que permitiera a cada persona desarrollar, en la medida de lo posible, sus propios códigos de conducta. Otros ensayos de Foucault son Locura y civilización (1960),La arqueología del saber (1969) y los dos primeros volúmenes de la Historia de la sexualidad: Introducción(1976) y El uso del placer (1984).
http://www.biografiasyvidas.com/biografia/f/foucault_michel.htm

 
 
Escríbeme
Me interesa tu opinión